Conociendo a Altamira

La comunidad de Altamira es uno de esos lugares que tiene una belleza única. La amabilidad de su gente, las ganas y esperanzas de salir adelante la convierte en una alternativa interesante para el visitante. Se inicia en la heladería del pueblo, un lugar hermoso, artístico y único para disfrutar de los mejores helados a base frutas locales. Luego, se visita a una familia que realiza chocolate artesanal donde aparte de degustar podremos observar la tarea difícil de producir este alimento tan rico. Llegando al centro de esta pequeña comunidad, visitaremos a una finca pequeña diversificada donde se puede conocer sobre la producción sostenible de café, hortalizas y compartir,  aprender de los animales domésticos, cabras, chanchos y gallinazas. Para terminar la visita al pueblo, llegaremos al proyecto comunal donde podemos observar y adquirir artesanías de productores locales. Esta pequeña caminata se ofrece con un fin educativo y divulgativo de las diferentes acciones que se realizan en la comunidad, con el fin de dar a conocer nuestro proceso de desarrollo comunitario.

Incluye: Guía, refrigerio.